Regulaciones No Arancelarias Regulaciones No Arancelarias

Las regulaciones no arancelarias son las medidas establecidas por los países para controlar el flujo de mercancías con el objetivo de preservar los bienes de cada país, en lo que respecta a medio ambiente, proteger la salud, sanidad animal y vegetal, o para asegurar a los consumidores la buena calidad de las mercancías que están adquiriendo, o darles a conocer las características de las mismas. O bien para proteger el aparato productivo y la economía nacional.

El peligro de las regulaciones no arancelarias es que por su naturaleza, frecuentemente son más difíciles de conocer, interpretar y cumplir, que las regulaciones arancelarias por lo que en ocasiones pueden resultar en obstáculos al comercio.

Por ello, es importante tener en cuenta que, en muchos casos, aunque el exportador tenga gracias a un Tratado de Libre Comercio una preferencia arancelaria parcial o total para su producto, al llegar a la aduana del país importador la mercancía puede ser detenida por no cumplir con alguna regulación no arancelaria. De ahí la importancia de conocer estas disposiciones antes de exportar, para que el producto cumpla con éstas y no tenga ningún problema para ingresar al país.

Tipos de regulaciones no arancelarias

Cuantitativas

Se aplican a cantidades de productos que se permiten importar a un país o establecer contribuciones cuantificables a las que se sujetan esas mercancías distintas del arancel. Entre estás regulaciones se encuentran las siguientes:

  • Permisos de importación: tienen la finalidad de restringir la importación de ciertas mercancías, por razones de seguridad nacional, sanitarias, protección de la planta productiva, etc.
  • Cuotas (cupos): son montos de determinadas mercancías que pueden ser importadas. Cada país puede fijar las cantidades, volúmenes o valores de mercancías que pueden ser ingresadas a su territorio, así como su vigencia y la tasa arancelaria que deben cubrir las mercancías sujetas a la cuota, con el fin de proteger el consumo de productos nacionales.
  • Medidas contra prácticas desleales de comercio internacional: están destinadas a contrarrestar los posibles daños al aparato productivo nacional atribuibles a los precios bajos con que ingresan las mercancías a un país, debido a discriminación de precios y subsidios.

Cualitativas

Tienen que ver con el producto en sí mismo y/o sus accesorios (envase, embalaje, entre otros), sin importar la cantidad; estas medidas se aplican a todos los productos que se deseen introducir a un país y no sólo a una cierta cantidad de ellos.

  • Normas de etiquetado: son de las principales regulaciones no arancelarias, ya que inciden en la mayoría de las mercancías que se exportan o se importan, particularmente si están destinadas para su venta al consumidor final. Es importante mencionar que la etiqueta no sólo sirve para que el consumidor conozca la marca del producto que va a adquirir, sino también el país de origen, quién lo produce, cantidad, ingredientes y características, entre otros aspectos.
  • Regulaciones de Envase y Embalaje: se entiende por envase al que se utiliza para proteger el producto y para presentarlo al consumidor, tales como cajas, frascos, sobres, latas, etc. Las regulaciones de envase tienen que ver con la calidad de los materiales usados en la fabricación del envase, niveles de resistencia, forma de presentación de la información del producto y tratándose de productos alimenticios, verifican la no existencia de sustancias nocivas a la salud.
    Por otra parte, el embalaje tiene la finalidad de proteger los productos envasados durante el transporte, almacenamiento y distribución de los mismos. Las regulaciones de embalaje se refieren a la forma en que se manejan las mercancías, las dimensiones permitidas, los materiales por usar, instrucciones de armado, pruebas de resistencia, formas de acomodo de los productos, instrucciones de seguridad para su manejo (como las leyendas: Frágil, Manéjese con cuidado, Este lado hacia arriba, etc.), fumigación previa, etc.
  • Marcado de país de origen: a fin de identificar el país de origen de las mercancías que se importan, los países importadores emiten reglas de marcado de país de origen. Estas reglas se traducen en la utilización de marcas físicas que deben ostentar las mercancías en el momento de su importación tales como marbetes, etiquetas, etc., mismas que deberán estar claramente visibles, legibles e indicar el país de origen.
  • Regulaciones Sanitarias: otras regulaciones no arancelarias que han cobrado gran importancia en el comercio exterior de mercancías, son las regulaciones sanitarias, aplicables entre otros a productos agropecuarios, procesados o no. Genéricamente se les denomina fitosanitarias cuando se refieren a productos que provienen del reino vegetal, y zoosanitarias cuando son aplicables a mercancías provenientes del reino animal. En el caso de productos farmacéuticos, cosméticos y alimentos procesados se les conoce simplemente por regulaciones sanitarias.
    Estas regulaciones forman parte de las medidas que la mayoría de los países han establecido a fin de proteger la vida y la salud humana, animal y vegetal, frente a riesgos como la introducción y propagación en su territorio de plagas y enfermedades en animales y plantas o la presencia, en alimentos y forrajes, de aditivos contaminantes, toxinas y organismos causantes de enfermedades.
  • Normas técnicas: especifican las características y propiedades técnicas, así como, en ciertos casos, métodos de manufactura, que debe cumplir una mercancía para un mercado específico. Con estas normas se garantiza a los consumidores que los productos que compran cuentan con la calidad, la seguridad y métodos de fabricación adecuados para proporcionarles la utilidad buscada.
    Estas normas técnicas en ciertos casos son obligatorias y, en otros, voluntarias. Por ello, es importante que el exportador conozca las normas de cumplimiento obligatorio en el país de destino. Cuando el producto cumple la norma aplicable, se le concede una certificación que se hace efectiva con sellos o etiquetas que se adhieren al producto en cuestión y/o con un certificador (ej. marca CE). Con estos sellos o marcas, el consumidor se entera de que el producto que tiene en sus manos cumple con las especificaciones técnicas requeridas. Algunos ejemplos de productos en que aplican normas técnicas obligatorias en diferentes mercados son:los productos farmacéuticos, electrodomésticos, detergentes, maquinaria eléctrica, aparatos de medicina y cosméticos.
  • Regulaciones de toxicidad: se establecen para aquellos productos en cuya elaboración se incorporan insumos peligrosos o dañinos para la salud humana. Cada país elabora listas donde se especifican qué insumos se consideran tóxicos. Se suele incluir, además de los derivados del petróleo, plomo, bario, selenio y cromo, entre otros, por lo que es necesario conocer las restricciones para cada tipo de mercancía. Entre los productos sujetos a la aplicación de las normas de toxicidad, destacan los materiales de arte, (incluyendo artículos de plastilina y los crayones), juguetes y juegos didácticos y, en general, mercancías que estarán en contacto con las personas o los alimentos.
  • Regulaciones de calidad: además de las regulaciones no arancelarias relativas a etiquetado, sanitarias y técnicas, el exportador puede verse obligado a cumplir con normas de calidad, dependiendo del producto que vaya a exportar. En el caso que no sean obligatorias, el acatarlas puede ser un factor competitivo para la empresa.
    • PARA PRODUCTOS ESPECÍFICOS: por ejemplo normas de calidad para alimentos procesados (tratamientos y procesos autorizados para jugos de frutas, limitaciones en la adición de azúcar, etc.) y productos frescos (por ej. clasificación de acuerdo al tamaño, largo y peso así como grado de madurez del producto, que estén intactas, sanas, libres de cualquier olor o sabor extraño, etc.).
    • NORMAS DE CALIDAD GENÉRICAS: existen normas internacionales de calidad adoptadas por un número cada vez mayor de países, destinadas a asegurar que las mercancías cumplan con requisitos mínimos de durabilidad y funcionamiento. Muchos países, sobre todo los europeos, tienden cada vez más a adoptar normas estandarizadas (ej. la ISO 9000).
      Las certificaciones de sistemas de gestión como ISO prueban la capacidad de una empresa u organización de proveer de forma regular los productos que cumplen con los requisitos pre-establecidos. Por ejemplo las normas de la familia ISO 9000 tienen que ver con la gestión de calidad. Esto significa qué es lo que hace la organización para cumplir con los requerimientos de calidad del cliente, así como con las regulaciones aplicables con el fin de incrementar la satisfacción del cliente y lograr una mejora continua de su desempeño para alcanzar estos objetivos.
    • Regulaciones ecológicas: este grupo comprende las regulaciones encaminadas a mantener y proteger el ambiente. En los principales mercados importadores se ha convertido en prioridad este tema, lo que se ha reflejado en la creación y aplicación de regulaciones para cuidar la ecología, tanto en la producción como en la comercialización de diversos productos.
    • Asimismo, actualmente existen más de 28 Ecoetiquetas a nivel mundial. El etiquetado para la protección del ambiente usualmente es voluntario, y va dirigido a informar al consumidor que se están cumpliendo los requerimientos del programa y, una vez aprobados por una entidad autorizada, se tiene derecho a exhibir la etiqueta ecológica. Por ejemplo, el sello orgánico de la NOP de la USDA.